PONERSE LA CAMISETA

Los fueguinos y un nuevo baño de malvinización

Los fueguinos volvimos a demostrar que Malvinas es Tierra del Fuego. La reacción espontanea de las tres ciudades, ante la provocación del equipo de Top Gear, fue una nueva muestra de cómo se reivindica la soberanía sobre nuestras Islas. Un pueblo para el cual patria es mucho más que una palabra.
viernes, 03 de octubre de 2014 · 17:33

La provocación del equipo inglés con la patente "H982-FKL”, en obvia alusión al año de la guerra y la denominación que le dan los ingleses a nuestras Islas Malvinas, sirvió para que los fueguinos –como no podía ser de otra manera- dieran una nueva prueba de cómo el proceso de desmalvinización de los ´90 no hizo mella en nuestros corazones, y de la voluntad soberana que tenemos, ante cada oportunidad para reivindicar ese territorio que nos pertenece, como provincia y como país.

La movilización fue absolutamente espontánea, no hubo necesidad de convocatoria, no fue difundida por los medios, las redes sociales volvieron a ser la argamasa para reunir voces y manos, para juntar en un solo grito el repudio por la ofensa y rodear a nuestros veteranos, como siempre acompañados por nuestro pueblo.

Ningún significado tendrán para nosotros los intentos por desvirtuar lo importante, que no fueron un par de vidrios rotos ni las lesiones –repudiables por cierto, pero entendibles al fin- que pudieron haberse provocado. Lo importante fue la reacción de todo un  pueblo, frente a la provocación de quienes deberían pedir disculpas por la usurpación de un territorio que les es ajeno.

Que lo sepan en todos lados, tenemos la camiseta de Malvinas pegada en la piel, no solo para correr maratones o reunirnos en orgullosas vigilias. Las tenemos para lo que sea necesario, en todo momento y lugar, porque el amor es más fuerte que la prepotencia.

Comentarios

Otras Noticias