SOIVA

Badisur no respeta la conciliación obligatoria

Dirigentes del SOIVA denunciaron que la empresa Badisur no respeta la conciliación obligatoria resuelta por el Ministerio de Trabajo de la Provincia. Les negaron el acceso a la planta a las dos trabajadoras despedidas y no concurrieron a la audiencia convocada por la cartera laboral. Para mañana se citó a una nueva reunión entre las partes.
domingo, 14 de septiembre de 2014 · 20:08
La secretaria Adjunta de SOIVA, Silvia Vidal, y la secretaria de Actas, Miriam Planes; se refirieron a la actitud de la empresa Badisur de desoír la resolución del Ministerio de Trabajo  de la Provincia, desde donde se había indicado abrir un periodo de conciliación obligatoria en el conflicto desatado por el despido de dos trabajadoras.

Planes comentó que la semana pasada "sorpresivamente el Ministerio de Trabajo de la Provincia dictó la conciliación obligatoria, por la cual se debía retrotraer todo al 7 de agosto que es cuando comienza el conflicto y se debía reincorporar a las compañeras”.

Pero indicó que "la empresa no la acató, las compañeras se presentaron a trabajar como correspondía y la empresa no las dejó entrar”, ratificó. Desde el Ministerio de Trabajo de la Provincia también se convocó a una primera audiencia para el día jueves, pero los representantes de Badisur no concurrieron.

Planes dijo que para mañana lunes se citó nuevamente a las partes, pero desconocen si la firma se hará presente. Desde el gremio expresaron cierto desconcierto, porque incluso la viceministra de Trabajo de la Nación, Noemí Rial, ofreció ciertos beneficios a la empresa si reincorporaban a las trabajadoras, pero el propietario rechazó la propuesta.

"Les ofrecieron el Repro, porque dicen que se van a quedar sin telas en octubre, entonces se lo propusieron para que no hubiera despidos ni suspensiones, pero dijeron que a ellos no les sirve que Nación les aporte 2 mil pesos por empleados. También se les ofreció destrabar las DJAI, pero igualmente lo rechazaron”, señaló la secretaria de Actas de SOIVA. 

Las dirigentes del gremio que representa a las trabajadoras y los trabajadores de la industria del vestido confirmaron que "no tuvieron merma en la producción, la única diferencia es que antes había empleados contratados y hoy quedan únicamente los efectivos, además de los compañeros que perdimos en algún conflicto como el de 2011. Además ellos agrandaron galpones, compraron maquinaria nueva, los despidos fueron una represalia por el conflicto que llevamos adelante para que respetaran el acuerdo salarial que se había firmado a nivel nacional”, remarcó Planes.

Además mencionaron que las trabajadoras despedidas no tenían antecedentes de faltas o sanciones de ningún tipo, "son compañeras con un legajo intachable”, dijeron.

Finalmente Silvia Vidal señaló que "lo que la empresa buscaba era no pagar el aumento que se acordó en paritarias. Entonces como el aumento se homologó, nos echaron a dos compañeras. Pero es una medida discriminatoria y arbitraria, porque la medida la llevaba adelante toda la planta. Ahora quieren pagar de la manera que ellos quieren, pretenden modificar el convenio que también lo tenemos a nivel nacional, nos quieren sacar el pago de refrigerio y viáticos para darlo en especies, cuando ni  siquiera el desayuno dan y las delegadas muchas veces tienen que comprar el mate cocido o te porque ni eso hay”, concluyó la secretaria Adjunta.   
   

Comentarios

Otras Noticias