PARO DE ESTATALES

SUTEF rechaza el reemplazo de docentes que hacen paro por “auxiliares”

El ministro de Educación de Tierra del Fuego, Diego Romero, confirmó que analizan la posibilidad de reemplazar con maestros auxiliares a los docentes que se encuentran de paro. Desde el SUTEF rechazan esa alternativa, advirtiendo que “el intento de reemplazar a las docentes por auxiliares o un cuadernillo es una aberración pedagógica, administrativa y legal, además de una falta de respeto a la comunidad educativa”.
jueves, 07 de abril de 2016 · 18:57
El funcionario confirmó la recepción de un "oficio urgente”, de parte de la justicia provincial, a partir de la acción de amparo que inició un grupo de padres, en reclamo por el derecho a la educación de sus hijos. La justicia "nos dice que tenemos que asegurar el derecho a la educación de los niños y tenemos que dar respuesta a ese oficio”, mencionó.

Comentando que para tratar ese tema recibió "a los padres autoconvocados que hicieron la presentación a la Defensoría. Con el equipo de Educación estamos viendo la forma pedagógica y administrativa para asegurar el inicio de clases a los niños que no lo han tenido. El porcentaje de adhesión ha ido bajando en las últimas semanas pero hay niños que todavía no comenzaron sus clases”, admitió Romero. Señalando que la alternativa más probable es "que maestros auxiliares se hagan cargo de esos grados, sin por eso reemplazar en sus puestos a los titulares que están de paro”, aclaró.

Sin embargo la alternativa es rechazada por el sector gremial, desde donde le señalaron al ministro de Educación que "para que la educación pública se lleve adelante hay un actor muy importante: el docente. Para garantizarle la educación a quienes la reciben, los docentes hicieron un estudio terciario o universitario, cursos de capacitación y son elegidos a través de una Junta de Clasificación y Disciplina que realiza una grilla de docentes con el puntaje de acuerdo al mérito”, indicaron en un comunicado del SUTEF. 

Recordando además que "El de mayor puntaje es el que toma un cargo que se ofrece. También se debe garantizar que ese docente tenga un sueldo digno,  que no se vea obligado a sobrecargar su tarea con dos cargos o muchas horas. El esfuerzo psicoafectivo, mental,  intelectual e incluso físico que realiza el docente cuando está frente a un grupo de alumnos es muy grande. Y además,  se debe garantizar que llegue al final de su trayectoria con sus capacidades físicas y mentales en condiciones, tanto para bien del docente, como para garantizar que los que reciben educación lo hagan a través de una persona que esté en el mejor uso de sus facultades mentales”.  

"Pero esta gestión del Ministro Romero no puede garantizar nada de lo que exponemos. El intento de reemplazar a las docentes por auxiliares o un cuadernillo es una aberración pedagógica,  administrativa y legal, además de una falta de respeto a la comunidad educativa, ¿quién se hará cargo de la responsabilidad civil si algo sucede cuando personas ajenas a la escuela estén a cargo de niños? ¿Quién garantiza que sin la intervención de la Junta de Clasificación y Disciplina,  la capacidad de los auxiliares para desarrollar una tarea tan importante como la educativa?   La nota firmada por el Ministro a los directivos de las escuelas pidiendo informe detallado de los grados sin clases por la medida de fuerza es, además de impracticable, complemente antidemocrática, persecutoria e ilegal”, advierten.

El texto dice que la medida, además, "atenta contra el legítimo derecho de libertad sindical y tiene registro en la historia de Latinoamérica cuando lo hizo Pinochet en Chile en una de las dictaduras fascistas más crueles que se hayan conocido. ¿Por qué mejor no se ocupa el Ministro de ayudar a resolver el conflicto? ¿Puede garantizar la educación pública o no tiene la capacidad política para resolver? Está claro que Diego Romero, ha dejado de ser docente para convertirse en un caro funcionario político, autoritario e ineficiente”, concluye el comunicado.


Comentarios