La realizó una empleada municipal

Denunciaron a Gustavo Melella por "violencia de género"

Se trata de Norma Lizarraga, empleada municipal de carrera, quien se desempeñaba en la Municipalidad de Río Grande. Habría tres denuncias más. 'Melella actúa como un chiquilín y ningunea a la gente', expresó la denunciante.
jueves, 09 de febrero de 2017 · 08:58
Una empleada administrativa del Municipio de Río Grande, quien trabajaba en la Asesoría letrada, denunció al intendente Gustavo Melella por "violencia de género", tras ser retirada de su cargo estando de vacaciones.
 
 
Según sostuvo la mujer en declaraciones radiales, fue comunicada de la desición de su remoción "de la nada" y "por no estar cumpliéndo funciones en su cargo", a lo cual se defendió: "es cierto, porque hace tres años no me dejan ellos ejercer el cargo y no porque a mí se me ocurre no ejercerlo”.

 
La denunciante dijo que, a partir de ese punto, "comenzó toda una situación rara", y afirmó que no le dejaban tocar papeles. "Prácticamente yo estaba sentada mirándome las uñas, no me daban tareas para hacer. En definitiva, no me dejaban hacer nada y es así que pedí licencia gremial y me fui al gremio (ASOEM), porque la verdad era una situación insostenible y me produjo un daño psicológico”.


"Después volví a plantearle al doctor (Daniel) Garay que yo quería volver puesto, que nunca me habían hecho un sumario ni nada de eso y yo seguía estando como castigada, soportando malos tratos", continuó Lizarraga, quien aseguró que muchas veces intentó reunirse con el intendente, Gustava Melella, pero dijo que éste nunca la quiso recibir "a solas". 
 

"Lamentablemente, nunca desde que asumió Melella tuve la oportunidad de charlar con él, nunca me quiso recibir, no sé lo que le pasa. Se guía por tonterías y actúa como un chiquilín y con su forma de ningunear a la gente”, criticó la empleada.

 
Asimismo, Lizarraga manifestó que ha sido "ensuciada" por todo el municipio y afirmó que la han tratado de "ladrona". "Fue la gota que rebalsó el vaso. "El Intendente se cree dueño del Municipio, como si él tuviera la cola limpia. Jode a los trabajadores, no los deja trabajar tranquilos".
 
 
Por último, Lizarraga adelantó que va a presentar un contencioso administrativo, donde develará los pormenores de la situación que ha vivido. " Voy a demostrar los padecimientos de salud que tuve en estos tres años, porque yo no he vivido bien, he pasado mucho stress y muchas veces también he salido llorando del trabajo por todas estas cuestiones que realmente enferman”. 

Comentarios