GERENTE REGIONAL

La Anónima dio su versión sobre reclamo gremial

El gerente regional de La Anónima dio su versión sobre el reclamo instalado en ese supermercado. Aseguró que el pedido de congelar el bono tiene que ver con las pérdidas sufridas por la empresa en el último tiempo. Dijo que solo en Río Grande hay un conflicto de este tipo.
domingo, 23 de diciembre de 2018 · 20:47

Por su parte el gerente regional del supermercado La Anónima, Guillermo Fossat, en declaraciones a Radio Fueguina aseguro que “preocupados como los clientes de Río Grande están la gran mayoría de los empleados de La Anónima y nosotros mismos, porque vale destacar que la mayoría no están de acuerdo con esto”, dijo el representante de la empresa.

 

Manifestó que se trata de “un grupo reducido, el que está impidiendo el ingreso de los clientes que quieren entrar a comprar la mercadería para esta fecha tan importante y no lo están pudiendo hacer”.

 

Reconoció luego que “Nosotros no desconocemos en lo absoluto que exista un acuerdo que hemos llevado adelante, también conocemos la situación económica a nivel país y ni hablar de Río Grande que al momento de la firma del acuerdo era otra. Entonces nosotros hemos definido una actualización de lo que llamamos ‘bono de fin de año’, que es un regalo que hace la compañía, no es una obligación”, advirtió.

 

El gerente indicó que “actualmente tenemos un bono de compra del orden de los 12600 pesos, que es lo que cada empleado se lleva de mercadería de los supermercados. Este año existió aparte el bono que decretó el Gobierno nacional en efectivo, de 5000 pesos, cuestión que cada empleado se termina llevando un bono de 17500 o 18000 pesos”.

 

Admitió también que “teníamos este acuerdo de ajuste en paritarias que no podemos llevar adelante y que aparte está remplazado, de alguna manera, con estos otros 5000 pesos que está dando el decreto de Gobierno”, argumentó.

 

Más adelante señaló que “nosotros fuimos muy claros, yo personalmente me reuní con el gremio y luego con cada uno de los empleados de las sucursales. Esto no es una sorpresa para ellos, les trasmití por qué nosotros no podemos hacerle frente a un aumento más en este bono. Aparte de los 18000 que estamos aportando y es porque la compañía, lamentablemente, en esta oportunidad cerró un balance con una pérdida de 120 millones de pesos”.  “Entramos en el nuevo ejercicio, que arranca en julio, y el resultado de la compañía nos da, en el primer trimestre, una pérdida de 102 millones de pesos. O sea que en los primeros tres meses pierde casi lo mismo que en todo el año”, remarcó.

 

Para finalizar comentó que “en todas las ciudades en que la compañía está presente el bono se dio en las mismas condiciones y el único lugar del país donde tenemos este tipo de conflicto, es en Río Grande. En Ushuaia están todos los empleados -incluido el gremio- contentos con el bono. El único punto en el que hoy estamos viviendo esta situación es en Río Grande”, ainsistió por último Fossat.

 

 

 

 

Comentarios

Otras Noticias