LA PELICULA FILMADA EN USHUAIA VIAJA A ITALIA

"La reconstrucción" emociona en la Mostra de Venecia

Presentado en las Jornadas de los Autores, una sección independiente del Festival de Venecia, 'La reconstrucción' muestra el proceso por el que pasan dos personajes que se enfrentan de manera muy diferente a la muerte de sus parejas.
martes, 11 de febrero de 2014 · 19:07
La Mostra de Venecia se emocionó hoy con la interpretación del argentino Diego Peretti en "La reconstrucción", un filme dirigido por Juan Taratuto en el que el dolor por la pérdida de los seres queridos "está infiltrado en los personajes".

Presentado en las Jornadas de los Autores, una sección independiente del Festival de Venecia, "La reconstrucción" muestra el proceso por el que pasan dos personajes que se enfrentan de manera muy diferente a la muerte de sus parejas.

Una película que originalmente era sobre "el dolor y sobre las pérdidas" pero que con el proceso de trabajo del guión y de producción, también pasó a ser sobre las segundas oportunidades, explica Taratuto en una entrevista con Efe en Venecia.

"Trabajamos mucho para darnos cuenta de que lo que queríamos contar no era solamente el padecimiento de una familia ante una pérdida (...), sino también que una pérdida puede ser una oportunidad, la chance de reconectar emocionalmente con alguien".

A partir de ahí se fue construyendo el guión de una historia en la que desde el primer momento estuvo claro que el protagonista tenía que ser Peretti, un actor con el que el director ya había trabajado en "No sos vos, soy yo" y "¿Quién dice que es fácil?".

El origen médico de Peretti -es psiquiatra- "aportó mucho a la película, al personaje, al guión. Realmente es una persona con la que es muy agradable y muy fácil trabajar. Es muy inteligente y le suma mucho al proyecto".

"Es impensado hacer una película sin Diego. Es una locura hacer una película sin Peretti", afirma el realizador de un actor que sostiene la mayor parte del peso de la cinta y lo hace sin recurrir a la exageración ni a los falsos sentimientos.

La historia se desarrolla en Ushuaia, la ciudad más austral del mundo.

"Nos gustaba mucho esa sensación de un personaje que llega hasta el límite. Más ya no se podía escapar el personaje", explica Taratuto en un jardín del Lido de Venecia.

Además es una ciudad muy bonita estéticamente "y con una luz muy interesante y una geografía y teníamos ganas de rodar fuera de Buenos Aires".

Una localidad que le va muy bien a una historia de aislamiento, que habla de la soledad. "Y toda la Patagonia argentina es extremadamente grande y solitaria, así que había una relación clara entre los personajes y el escenario".

Lo más difícil de la película fue para el realizador encontrar el tono, el punto de vista del personaje.

También fue un reto "comenzar con un personaje que está tan hundido emocionalmente, tan poco amable para el espectador, que empieza como un personaje muy desagradable" que es muy difícil de reconstruir.

A eso se unió la dificultad de contar el dolor de la pérdida. "Para mí -explica el realizador-, todo ese núcleo de la pérdida era muy importante y quería ser muy realista, muy documental sobre las pérdidas y los momentos posteriores a las pérdidas".

Unos momentos que no son reales. "Son momentos en los que las personas conviven con la locura de una manera muy peligrosa. Poder experimentar eso, poder contarlo y que sea creíble y que aporte a la historia fue un reto para mí".

Y junto al comportamiento hosco y casi sin palabras de Eduardo, el personaje que interpreta Peretti, está el de Andrea (Claudia Fontán), que muestra cómo una pérdida puede desarmar el ritmo de vida y el comportamiento de una persona, que llega a rozar la locura.

"El personaje de Andrea tiene la posibilidad de transitar la locura, que en un punto es sanadora, porque es una expresión, mientras que el personaje de Eduardo decide no mostrar nada cuando pierde y eso es una bomba de tiempo que explota más tarde", explica el realizador.

Un filme que de Venecia quiere salir a otros mercados. "Tengo la teoría de que las buenas 'pelis' siempre se terminan viendo y la verdad es que confiamos mucho en ella", afirma optimista Taratuto.

Y mientras presenta "La reconstrucción", ya trabaja en su siguiente proyecto, una comedia romántica de un grupo de amigos que adaptará la novela "Papeles en el viento", de Eduardo Sacheri, el guionista de "El secreto de sus ojos".

Credito nota: EFE en españolEFE - Agencia EFE - 


Comentarios