Resultó con serias heridas - Los canes tendrían dueño

Una mujer fue salvajemente atacada por varios perros sueltos en Ushuaia

Según relató la propia víctima, el brutal hecho ocurrió en la zona del Barrio Los Fueguinos, donde fue abordada por una jauría que la tiró al suelo y comenzó a morderle las piernas. Denunció falta de atención y poca solidaridad de los propietarios de los animales.
miércoles, 07 de noviembre de 2018 · 13:04

Una joven madre de Ushuaia denunció que fue brutalmente atacada y mordida por 5 (cinco) perros en una esquina de la ciudad, y que resultó con serias lesiones en sus miembros inferiores.

 

A través de las redes sociales Carmen Torres, la víctima, narró con lujo de detalles el drámatico suceso que le tocó vivir, y afirmó que el episodio tuvo lugar cerca de las 21 del pasado lunes en Padín Otero y Francisco Torres, del barrio Los Fueguinos.

 

"Estaba a media cuadra de la casa de mí hija y había 5 perros, estaban con sus dueños, todos sueltos. Me tiraron al suelo y me atacaron por todos lados, mordiéndome ambas piernas y agarrándome del pelo. Todos ellos agarraron a sus perros y los encerraron en una sola casa", contó.

 

En este sentido Carmen señaló que, en el domicilio en cuestión, vive una familia compuesta por varios hermanos, y que todos tienen perro. Además, se quejó vehementemente por el hecho de que -según su versión- no recibió demasiada atención ni interés de los supuestos dueños, luego de haberse consumado el feroz ataque. 


"Ninguno fue a acompañar a mí hija para saber en qué estado estaba. ¿De qué me sirve que me pregunten cuánto gasté en medicamentos, si las secuelas son terribles?", manifestó la vecina, quien padeció profundos cortes en sus piernas, con el serio riesgo que esto representa para una potencial infección y transmisión de rabia canina.

 

"Si tenemos perros; ¿qué cuesta hacer cercos altos y firmes para proteger a la gente? Yo hoy puedo escribir porque, gracias a Dios, no me dejaron en peor estado", sentenció Carmen, quien aseguró que padeció una crisis de nervios, mucho dolor y angustia, lógicamente entendible tras ser víctima de un suceso de semejante calibre.
 

Galería de fotos

Comentarios