LA PRESENCIA EN INTERNET

No tener un perfil en Facebook se puede considerar sospechoso

Las redes sociales tienen más importancia de la que los usuarios creen y más a la hora de buscar trabajo, ya que el área de Recursos Humanos utiliza los perfiles como parte de la búsqueda.
Por 
martes, 30 de junio de 2015 · 09:16
En Argentina existen casi 11 millones de usuarios de smartphones y el 90 por ciento de los argentinos que tienen acceso a Internet (cerca de 23 millones de personas) se conecta a Facebook.

A la hora de buscar trabajo en una empresa, los departamentos de Recursos Humanos no sólo utilizan LinkedIn para evaluar la experiencia de un potencial empleado, sino que también analizan su presencia en Facebook, Twitter e incluso Instagram.

"A nivel corporativo, no tener un perfil en Facebook puede ser hasta considerado sospechoso", comenta Joan Cwaik, emprendedor tecnológico y experto en el tema. Según él, no tener un perfil en ninguna red social "en una sociedad tan digitalizada e interconectada resulta raro".

Exceptuando a aquellos que aún no poseen acceso a Internet, no tener una presencia en Facebook genera una percepción de desconexión a nivel social.

"Hoy es extraño no tener un perfil en Facebook", señala Adriana Bustamante, experta en redes y organizadora del Social Media Day, un evento que reúne a la industria digital para hablar de innovación en las redes. "Hay gente que decide no tenerlo, pero esto hace que te pierdas muchas cosas. Te miran como un bicho raro, como que estás desconectado o no estás dentro del círculo. Mucha gente se suma sólo por esto", explica.

En Argentina "casi tenemos dos líneas de teléfono por habitante, a pesar de la estructura deficiente y la falta de acceso a internet", agrega Cwaik. "En ciertos nichos sociales esto genera expectativa y ansiedad que empuja a esta exposición".

Es por esto que "hay que tener cuidado con lo que publicamos," dice Bustamante.

"Tenemos los datos tan expuestos que esto a uno le puede jugar en contra. Si tengo un perfil profesional tengo que cuidar lo que estoy publicando. La gente de Recursos Humanos te googlea y ahí está publicada tu información", comenta.

En una sociedad cada vez más expuesta (o sobreexpuesta) se multiplican las aplicaciones que permiten al usuario publicar información relacionada con detalles personales o íntimos para que queden a la vista de sus seguidores. Desde el fenómeno del streaming en vivo surgido con Periscope a la posibilidad de FitBit de publicar cuántas calorías se quemaron en una hora de gimnasio, cada día nos acercamos a la posibilidad de exposición total.

"Vamos hacia el 1984 de George Orwell", asegura Cwaik. "El que tenga control de esos ojos a nivel mundial va a tener un control muy grande a nivel social. Las implicancias socioculturales son muy fuertes", comenta.
Más de

Comentarios