RESERVA COSTA ATLÁNTICA

El playero rojizo “B 95” fue observado en Río Grande

El emblemático y famoso mundialmente Playero Rojizo “B 95” fue observado nuevamente en Río Grande durante la jornada de este viernes 06 de diciembre en la zona costera cercana a El Cristo en el ingreso norte a la ciudad. Es el ave que, sumando todos los kilómetros que recorrió en su cerca de 20 años de existencia (se calcula que más de 550.000), supera la distancia que separa la Tierra de la Luna (384.400).
sábado, 07 de diciembre de 2013 · 09:15
La licenciada Patricia González, la científica sanantoniense experta en estas especies que migran cada año por todo el hemisferio desde Tierra del Fuego a Canadá, fue clave para que la vida de "B 95” cobrara tanta importancia. Ella lo anilló el 20 de febrero de 1995, en Río Grande, marcado con una banderilla anaranjada en la pata izquierda arriba, un anillo amarillo abajo y un anillo negro en la pata derecha, abajo.

El 17 de noviembre de 2001 fue recapturado  -cuando se le cambió la banderilla por la que dice B95-, el 27 de noviembre de 2003 y el 8 de noviembre de 2007. "B 95” perdió el anillo amarillo de 1995, por lo que la propia González le colocó el anillo anaranjado que tiene actualmente y que le da una combinación de colores individual que se suma a la banderilla para su identificación.

También fue avistado varias veces en Delaware Bay, Estados Unidos, que es la última escala antes del Ártico en la migración al norte.

El "B 95” se convirtió en un símbolo. El escritor y conservacionista Phil Hoose lanzará un libro en estos días sobre la vida de esta ave, ya que según expresó a los distintos medios es conmovedor que haya superado la gran mortandad que se produjo entre los playeros rojizos a principios de este siglo, producto del impacto ambiental de las actividades humanas sobre los sitios que ellos utilizan como escalas en sus enormes vuelos.

 A "B 95”, Hoose lo llamó Moonbird (el pájaro de la luna), ya que sumando todos los kilómetros que recorrió en su cerca de 20 años de existencia (se calcula que más de 550.000), supera la distancia que separa la Tierra de la Luna (384.400).

Por eso "B 95” es también un ejemplo de esperanza, de perseverancia en defensa del medio ambiente. Su historia, que como él ya recorre el mundo entero, simboliza esa lucha y permite generar conciencia sobre la importancia de cuidar los humedales y las zonas de gran biodiversidad.

La novedad ahora es que esta ave fue divisada nuevamente en ésta ciudad el viernes último. 

 Fotografía B95:  Dr. Allan J. Baker

Comentarios