ASADO INTERNACIONAL EN PORVENIR

Riograndenses ganaron por segundo año consecutivo el torneo

'Los Tumberos' de Río Grande integrado por el ex concejal Sergio ‘Checho’ Ruiz, sus hijos Diego y Eric y el reconocido José ‘Pelusa’ Díaz, ganaron por segundo año consecutivo el torneo del ‘Asado más grande de la Patagonia’.
martes, 11 de febrero de 2014 · 08:53
El evento contó con la presencia del intendente (Gobernador de la Región de Magallanes) Claudio Radonich, la alcaldesa de Porvenir Marisol Andrade y sus pares de Timaukel y Primavera, Alfonso Simunovic y Blagomir Brztilo, respectivamente.

También participó la alcaldesa subrogante de Punta Arenas y jurado del evento, Eliana Astorga y el presidente del Club de Rodeo de Tierra del Fuego -entidad que organiza este evento-, Abraham Miranda.

La municipalidad de Porvenir tuvo a su cargo el evento artístico y recepción de delegaciones, en tanto el gobierno regional financió la difusión y el show musical.

Los organizadores estimaron en unos cuatro mil los asistentes a esta verdadera fiesta culinaria y cultural que se llevó a cabo en el Centro Ecuestre de Porvenir, ubicado a 2,5 kilómetros al noreste, por el camino al cordón Baquedano.

Fueron 27 los equipos que se inscribieron para esta competencia que llegaron a Porvenir desde Argentina y de la propia región chilena.

"Los Tumberos viene por ‘tumbas’ que significa trozos de carne en la jerga regional campestre”, explicó ‘Checho’ Ruiz.

"Esta es la cuarta vez que ganamos este torneo, los dos primeros con unos años de diferencia, pero los dos últimos en forma consecutiva”, comentó el asador.

Confió que "la experiencia haciendo asado se la debo a mi querido padre quien me enseñó este oficio y de él aprendí algunos secretos que fui refinando al paso del tiempo. Es así que me animé a competir y en competencia es muy distinto que hacer un asado común en la casa jugando al truco o en una charla con amigos donde uno deja el fuego al asador que se vaya cocinando”.

En este sentido contrastó que "en competencia siempre, mi posición es estar alrededor del cordero; para mí la clave está en el fuego, en la temperatura que debe llevar y teniendo siempre a mano la palita para arrimar las brazas, sostener los palos que uno pone al fuego y a su vez del otro lado un vinito no está demás porque en un asadito siempre es un acompañante más”.
Fuente: Provincia 23

Comentarios