Al filo de una desgracia

Noches de violencia imparable en Río Grande: "No sabemos si volvemos a nuestra casa"

Así lo expuso Bombares del SUTCAPRA, quien en declaraciones radiales reveló preocupantes detalles de lo que fue el violento ataque del domingo por la madrugada en el boliche de 25 de Mayo y San Martín. "Llegaron a romper las paredes de afuera con piedras de entre 2 y 3 kilos, gracias a dios no hubo que lamentar un accidente o algo más grave", se lamentó.
miércoles, 31 de agosto de 2022 · 21:32

El secretario general del SUTCAPRA Raúl Bombares consideró que lo que se vivió el fin de semana a altas horas de la madrugada en el boliche "Maldito Ibiza" de Río Grande fue de "una agresividad mayúscula en todo sentido", y elevó una preocupante advertencia en función del descontrol y la violencia que impera en la noche riograndense, con personas fuera de sí que provocan desmanes cada vez más graves.

 

"Tiraban rocas de hasta 3 kilos, llegaron a romper las paredes de afuera con el tamaño de las piedras. Hoy gracias a dios no hubo que lamentar un accidente o algo más grave con la gente que pasa por ahí con los vehículos, el personal de control y admisión logró que no ingresaran nuevamente con las intenciones que tenía esta gente, que era la de lastimar a cualquiera que estuviese adentro.", expresó el dirigente hoy en diálogo con Aire Libre FM 96.3.

 

En este sentido, Bombares afirmó que los cuatro violentos "arrojaban piedras para todos lados", y explicó que los trabajadores de control y admisión del lugar "hicieron lo imposible para que estas personas no regresen, porque llevaban piedras, palos, incluso rompieron una parte de la vereda".

"Tiraban piedras de entre 2 a 3 kilos para todos lados, gracias a dios no le pegaron a la gente que pasa con los autos"

 

 

"Hicieron desmanes adentro, el controlador preventivamente los saca a estos cuatro, y afuera estaba la Policía, pero al ser tan pocos los uniformados no actuaron hasta que empezaron a romper todo y después llegó otro patrullero", añadió.

 

"HOY NO SABEMOS SI VOLVEMOS A CASA DESPUES DEL TRABAJO"

Tras confirmar que hubo un solo detenido por los ataques a cascotazos contra el comercio, Bombares indicó que "increíblemente estas personas que rompen todo el espacio denuncian después a los controladores", y no dudó en afirmar que la violencia que tenían los concurrentes que protagonizaron los serios disturbios "la verdad que fue algo nunca visto".

 

"Supuestamente la policía está preparada para reducir a este tipo de violentos, nosotros tenemos injerencia adentro de los espacios, pero en la vereda ya no podemos intervenir. Es una salida de Emergencia y eran las 6 de la madrugada, podrían haber ocasionado algo más grave con semejantes piedras que tiraban estos tipos", alertó.

 

"Un número importante de gente justamente va al boliche a buscar disturbios, a romper y a sacarse la ira de la semana en los espacios donde estamos. Hoy es difícil calzarse la remera de seguridad, es un riesgo más que antes: no sabemos si volvemos a la casa después de la jornada laboral. Está muy, muy compleja la situación, es un coctel muy peligroso para el trabajador", cerró Bombares.

Galería de fotos

Comentarios

Otras Noticias