USHUAIA

Discuten qué hacer con los prostíbulos abandonados

A partir del caso de Alika Kinán, se abrió el debate en Ushuaia acerca del destino que se le debe dar a los edificios abandonados donde funcionaban los prostíbulos que fueron allanados y clausurados por la Justicia durante el transcurso de las diferentes investigaciones por trata de personas.
jueves, 17 de noviembre de 2016 · 09:03
Son todos locales céntricos, que ahora lucen abandonados y algunos conservan la fachada de cuando estaban en funcionamiento. Hay diversas posturas: Para organizaciones como la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), deberían cederse para que sirvan de sede a instituciones dedicadas a albergar a víctimas de violencia de género o de trata. 

 
Desde entidades nacionales en cambio, desaconsejan reconvertir el uso de los edificios y se proclaman por su decomiso para destinar el dinero a un fondo de ayuda a las víctimas. 

 
Sin embargo, los responsables de organizaciones sociales y de instituciones ligadas a la lucha contra la trata no se ponen de acuerdo todavía sobre el destino que debería darse a estos sitios emblemáticos que durante años funcionaron a la vista de toda la sociedad. Hay quienes postulan que deberían demolerse como símbolo de la erradicación del flagelo en cada uno de esos lugares.


Según Marianela Matucevicius, integrante del gremio docente fueguino (Sutef) y de la CTA que sigue de cerca el juicio de Kinán, las instalaciones del "Sheik" deberían utilizarse como sede de una institución que se dedique a atender víctimas de violencia de género y a prevenir el flagelo. 

 
Matucevicius también propuso que el sitio podría servir como primer refugio de las víctimas de trata rescatadas en otros operativos.

 
En cambio, para Zaida Gatti, coordinadora del "Programa de Rescate y Acompañamiento de Personas Damnificadas por el Delito de Trata de Personas”, que depende del Ministerio de Justicia, la idea de reutilizar los edificios donde operaron redes de trata "no es beneficioso para las víctimas”. "El mismo lugar donde las mujeres fueron explotadas, no podría ser el que se use para asistir a otras víctimas", defendió.

 
La funcionaria opinó que la mejor opción es "la que marca la ley”, consistente en el decomiso de los bienes y en la utilización del dinero para un fondo de asistencia a las víctimas.

 
En el caso puntual del local nocturno "Sheik" de Ushuaia, de donde fue rescatada Alika Kinán, la propiedad podría ser "decomisada” si prospera el pedido del fiscal general Adrián García Lois y del titular de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex) Marcelo Colombo.

Noticias Relacionadas

Comentarios